Ayer en el gimnasio de mi pueblo un tío joven de fuera estuvo repartiendo camisetas de “Jusapol”, muchos se las cogieron y hasta se las pusieron en al momento. Vino a mí e intenté ser lo más amable posible y decirle “no gracias”. Pero le dije “me parece estupendo que os manifestéis para pedir mejoras en vuestro trabajo, pero hasta que no dejéis de hostiar a otros obreros por hacer lo mismo no me la voy a poner”. Se quedó de piedra, no sé si porque nunca lo había pensado o porque le pareció feo

@ironicman son unos sinvergüenzas y el Estado está mimando bien a sus perros para protegerse ante este capitalismo terminal, así que dan de hostias a saco y encima les pagan bien. Están encantados.

Sign in to participate in the conversation
Mastodon

The original server operated by the Mastodon gGmbH non-profit