📰 «La sensación del otro hasta el desdoblamiento en algunos cuentistas», artículo por Adán Echeverría
✍ « [...] ¿Qué somos los autores sino la repetición de la conciencia humana, el puente por el que el lenguaje de las sociedades quiere volcarse hacia la hoja blanca, soporte al fin, para sostener el paso del tiempo…?».
🔗 margencero.es/margencero/sensa
🔺

🚀 «Un pasaje sin límites», relato por Ronnie Camacho Barrón
✍ [...] «he viajado a un mundo donde el meteorito que mató a los dinosaurios jamás existió y estos se desarrollaron hasta evolucionar en una especie inteligente, tierras donde la magia es real y es la fuerza más poderosa del universo...».
🌐 margencero.es/margencero/pasaj
🔺

📰 «El alfil rojo»
✍ […] «Los versos/ troquelan su poética/ Cauto/ envolvente/ el café/ asiste. (Del poema «Acuerdan», incluido en el libro "El alfil rojo", de Ana Romano)».
🌐 margencero.es/almiar/ana-roman
📌

📰 «Pequeñas Antillas», relato por Kim Bertran Canut
✍ «Plantaciones de cacao, caña de azúcar y oro verde (banana)… tránsito por las calles estrechitas de adoquines infectos, blenorrágico. En la plaza del pescao, Zanba el demonio juega al Kou Kou djèdjè…».
🌐 margencero.es/margencero/peque
📌

📰 «Los crímenes apócrifos de Billy the Kid», relato por Francisco Juliá Moreno
✍ [...] «Billy the Kid desenfundó su Colt 45 y apuntó al coyote que aullaba lastimero sobre un risco, bajo una luna fría. Sobó las cachas de su revólver, en cuyo marfil había tallados glúteos femeninos que se amoldaban perfectamente a la anatomía de la mano…»
🌐 margencero.es/margencero/billy
📌

📰 «Una postal en espera», relato por Gustavo Catalán Fernández
✍ «Cuando viajaba, tenía la inveterada costumbre de remitir algunas postales a su propio nombre y domicilio. Como era soltero, no cabía otra opción si quería encontrarlas a su vuelta…».
🔗 margencero.es/margencero/posta
🔺

📰 «A contraluz», poemas por Elisabet Mallol López
✍ «¡Ay mi eterno, ay mi eterno si tú me dejaras enamorarte!/ Bailaríamos al son de mi entierro, sí, al son de mi entierro…» (del poema “Sí… bailaríamos”, incluido en el libro inédito A contraluz, de Elisabet Mallol López)
🌐 margencero.es/almiar/a-contral
📌

📰 «Psicostasis: La pesada de las almas», artículo por Antonio García Francisco
✍ […] «no todo el mundo podía pasar a esa segunda vida, porque estaba reservada única y exclusivamente a quienes se habían hecho merecedores de ella. ¿Cómo determinar este extremo? Para ello se instituyó la psicostasis».
🔗 margencero.es/margencero/psico
🔺

📰 «El Milagro de las Mercedes», relato por Alejandro Engel
✍ […] «Corrían los años 1960 y el aborto estaba penado por ley en Chile, pero fuera de comadronas clandestinas, había clínicas particulares que lo efectuaban bajo otro nombre, a un alto costo por el riesgo legal…».
🔺 margencero.es/margencero/milag
📌

💧 «El río es un ojo que no olvida», diez poemas por el escritor argentino César Bisso
✍ [...] «Mujer fluvial, desolada./ Invoca el último destello./ Aguarda su cadáver».
🌐 margencero.es/almiar/cesar-bis
🔺

📰 «Laura y Aura», relato por Aída López Sosa
✍ «El espejo confirmaba sus dichos, con minutos de diferencia nací baja de peso y una marca en el cuello la cual se fue agrandando con la edad. Mamá, durante el eclipse de luna, se rascó la panza estando embarazada y por eso la chivaluna…».
🌐 margencero.es/margencero/aida-
📌

📰 «El impulso y la caída», relato por Natalia Martínez Alcalde
✍🏻 «Se sentía cobarde por elegir ocultar los ideales que algún día juró defender. Una pequeña llama dentro de él quería seguir apostando a lo perdido. Sin embargo, comprendía bien que la más mínima de las apuestas era capaz de arrastrarlo a una muerte sin réquiem…».
🔺 margencero.es/margencero/natal
📌

📰 «Llueve tinta», poemario de Nerea Nieto (entrevista a la autora)
✍🏻 «Podríamos definir la poesía de Nerea Nieto como un torrente encauzado de sentimientos en donde la mirada femenina es un ingrediente que rebosa, que nos hace vibrar…».
🔺 margencero.es/margencero/lluev
📌

📰 «El viajante», relato por José Luis Cubillo
✍🏻 «Es curioso cómo la vida a veces, con sus inextricables azares, acaba por concedernos nuestros más íntimos deseos sin que hagamos nada para conseguirlos».
🌐 margencero.es/margencero/el-vi
🔺

📰 «Sofía», relato por Lucía Oliván Santaliestra
✍🏻 [...] «Las agujas del reloj ahogaron su mecánico tictac exactamente a las doce de la noche, quedando rígidas y mirando hacia el techo como si hubieran expirado el último aliento. Los instrumentos de música enmudecieron…».
🔗 margencero.es/margencero/sofia
📌

🖌 «Pinceladas de mar», relato por Alicia Trujillo
✍🏻 […] «Fue al cumplir los veintitrés años cuando Emilio descubrió algo extraordinario. Era un martes de madrugada, bajó a su estudio, preparó los pinceles y…».
🌐 margencero.es/margencero/pince
📌

📰 «Una madrugada inédita», relato por Fernando Brugger
✍🏻 […] «Al amanecer entró un hombre algo más alto de cuantos estábamos allí, pidió un vaso de agua, todos desgajaron carcajeos de maledicente hombría y hasta uno de ellos se abalanzó sobre aquel hombre…».
🌐 margencero.es/margencero/madru
📌

📰 «Bukowski, sin ánimo de revancha», artículo por Francisco Juliá Moreno
✍🏻 «Leo unos párrafos del libro Mujeres, de Bukowski. Su título responde no a un feminista sino a un promiscuo, Siempre mantuve hacia este escritor norteamericano un higiénico distanciamiento…».
🌐 margencero.es/margencero/bukow
📌

📰 «La aguja de arria», relato por Óscar A. Martínez Molina
✍🏻 «[…] Veníamos mi padre y yo corriendo para llegar al mercado. Mi padre cargando el tercio de leña, yo, gallinas y huevos. Justo al llegar al camino real, una vez dejamos la vereda desde casa, nos topó el engendro aquel, Damián de nombre, pero el mismito demonio».
🌐 margencero.es/margencero/aguja
📌

Show older
Mastodon

Server run by the main developers of the project 🐘 It is not focused on any particular niche interest - everyone is welcome as long as you follow our code of conduct!